0 comentarios 1 - 12 - 15

La industria alimentaria exige un estricto control higiénico durante el proceso de elaboración, manipulación y envasado de los alimentos. Se trata de un factor clave que incide drásticamente en la calidad de los productos. Las salas blancas ofrecen soluciones tecnológicas avanzadas que garantizan condiciones óptimas durante el proceso productivo y permiten conservar las cualidades organolépticas de los productos alimenticios.

Para cumplir con las exigencias de higiene del sector de la alimentación es preciso reducir al mínimo el riesgo de contaminación del entorno en el cual se produce el alimento. Gracias a la implementación de salas blancas en la industria alimentaria se puede controlar la calidad en los puntos críticos, es decir, en las zonas definidas que entran en contacto directo con el alimento.

salas-blancas-2

Al servicio de la industria alimentaria

 

Dado que cada proceso de elaboración es distinto, los parámetros ambientales deben tener valores concretos en función de las necesidades puntuales. Además, las salas blancas deben respetar las normativas ISO 14644 y GMP. El diseño responde, por tanto, a las exigencias del proceso productivo en cuestión, a la vez que se adapta al espacio en el que se implementa. Cada sala blanca es única.

Los sectores de la industria alimentaria exigen soluciones personalizadas. Una empresa dedicada a la repostería y panificados empleará una sala de fermentación climatizada. Los lácteos y los zumos requerirán la climatización de las salas que albergan el proceso de maduración y almacenamiento. Las carnes y embutidos deberán disponer de salas de secado climatizadas. Finalmente, los alimentos precocidos tendrán una sala destinada a la preparación y otra al envasado.

En todos los procesos productivos se debe realizar un diseño que contemple la refrigeración de las materias primas y el acondicionamiento de las áreas de envasado, para que sean seguras y estén libres de contaminación.

¿Necesitas información sobre instalación Salas Blancas en industrias alimentarias?

Llámanos sin compromiso +34 91 659 21 20 / +34 93 377 67 11 o escríbenos

Implementación de salas blancas en la industria alimentaria

 

Para que sean plenamente eficientes, las salas blancas deben regular de manera estricta los siguientes parámetros ambientales: temperatura, humedad relativa, flujo de aire, presión, iluminación y número de partículas en el aire. El objetivo es garantizar que en los puntos críticos sea posible elaborar y manipular los alimentos en condiciones de pureza ambiental.

La regulación de los parámetros ambientales busca proteger el producto de la contaminación proveniente del entorno y personal que allí se desempeña. Por tanto, el diseño deberá considerar el flujo de personas, equipos, materiales y desechos. Para acceder a las salas blancas se atravesará una cámara de paso en la que tienen lugar diversos procedimientos de limpieza y neutralización, como por ejemplo el barrido de aire mediante filtros HEPA.

También se tendrán en cuenta las tareas de mantenimiento, limpieza y control, a fin de sostener las condiciones de higiene requeridas. Es preciso que las tareas de mantenimiento y limpieza puedan ser realizadas sin obstruir el proceso productivo.

Tags:

¿Te ha resultado interesante este artículo?
y suscríbete a nuestro newsletter:

He leído y acepto la política de privacidad.


Escribe tu opinión