Las duchas de aire son recintos  especialmente concebidos y diseñados para  la eliminación  de  partículas de personas o materiales,  previo al acceso o salida de éstos de determinadas zonas limpias.

Permiten la limpieza de las partículas que se quedan depositadas en la vestimenta del usuario o de los materiales,  y son utilizadas fundamentalmente en los ingresos a zonas limpias con altos requerimientos de clasificación, como zonas estériles, y salidas de áreas en contención.

Funcionamiento

Su principio de funcionamiento es la impulsión de jets de aire ultrafiltrado a alta velocidad (> 35 m/s)  sobre la persona o material a limpiar para producir  la separación de las partículas depositadas en su superficie.

El aire se impulsa mediante columnas de toberas aerodinámicas de impulsión horizontal situadas a lo largo de los cuatro ángulos de la ducha, lo que permite  cubrir toda la altura útil del recinto.

La incidencia de los chorros de aire con efecto tangencial, favorece el total desprendimiento de las partículas ya que una incidencia frontal haría que la fuerza del chorro de aire produjera un incremento de adhesión de las partículas a la superficie en lugar de su separación.

Así mismo, es fundamental un buen diseño y colocación de los retornos de aire, que asegure la retirada de las partículas del recinto de manera efectiva e inmediata para evitar que las partículas desprendidas puedan volver a depositarse o que permanezcan en el interior de la ducha y salgan al exterior con la apertura de la puerta.

Características de las duchas de aire para salas blancas

En cuanto a sus características constructivas, se fabrican normalmente en acero inoxidable.

Constan de dos puertas; una para el acceso y otra para la salida, con junta de estanqueidad y sistema de enclavamiento electromagnético que impide su apertura simultánea y mientras el ciclo de limpieza esté en curso.  En caso de emergencia van dotadas de un pulsador interior y exterior que anula el funcionamiento y el bloqueo de las puertas.

Su accionamiento se produce mediante un detector de presencia una vez cerradas las puertas.

Su funcionamiento, la duración y características del ciclo, e incluso la posibilidad de diferenciar entre ciclos de entrada y salida es totalmente programable y ajustable a los requerimientos del usuario mediante un sencillo sistema de control, que permite funcionar al equipo de forma automática .

Las duchas de aire de INGELYT se fabrican a medida y pueden diseñarse con distintas dimensiones y accesorios según vaya a ser su uso; materiales, personas.

En cualquier caso es importante resaltar que lo más conveniente para conseguir una máxima efectividad es un recinto para uso individual en el que el espacio  útil no debe superar los 80 – 90 cm.